Ley de protección de autónomos

El pasado mes de noviembre entró en vigor la nueva Ley de protección por cese de actividad los trabajadores autónomos.
A través de esta ley se regula el sistema especifico de protección de autónomos cuando cesen su actividad de manera total, ya sea temporal o definitivamente.
Se trata de una prestación voluntaria, salvo para los autónomos que actualmente cotizan por accidente de trabajo y enfermedades profesionales, quienes se incorporan de facto a dicha prestación.
Para poder percibir la prestación, los autónomos deberán solicitar a su Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social el reconocimiento del derecho a la protección por cese de actividad.
Requisitos para la protección por cese de actividad del autónomo
No obstante, para el nacimiento del derecho a la protección se deberán cumplir una serie de requisitos:

  • Estar afiliado y en situación de alta y cubiertas las contingencias profesionales.
  • Tener cubierto el periodo mínimo de cotización (12 meses desde la entrada en vigor de la ley)
  • Encontrarse en situación legal de cese de actividad:
    • Concurrencia de motivos económicos, técnicos, productivos y organizativos determinantes de la inviabilidad de proseguir la actividad económica o profesional.
    • Fuerza mayor determinante del cese temporal o definitivo de la actividad.
    • Pérdida de la licencia administrativa.
    • Violencia de género determinante en el cese de la actividad.
    • Divorcio o acuerdo de separación matrimonial, en los supuestos en los que el autónomo separado ejerciera funciones de ayuda familiar.
  • No haber cumplido la edad ordinaria para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación, salvo que el trabajador autónomo no tuviera acreditado el periodo de cotización requerido para ello.
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.
  • Los trabajadores autónomos con trabajadores a su cargo deberán acreditar el cumplimiento de las garantías, obligaciones y procedimientos regulados en la legislación laboral.

Requisitos para los trabajadores autónomos económicamente dependientes
Asimismo, se encontrarán en situación legal de cese de actividad los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADES) que además de los anteriores, cumplan alguno de los siguientes supuestos:

  • Terminación de la duración convenida en el contrato o por conclusión de la obra o servicio.
  • Incumplimiento contractual grave del cliente, mediante comunicación por escrito del mismo.
  • Rescisión de la relación contractual adoptada por causa justificada por el cliente, mediante la comunicación escrita en el plazo de diez días desde el hecho causante.
  • Rescisión de la relación contractual del cliente por causa injustificada, a través de comunicación escrita en el plazo de diez días desde el hecho causante.
  • Muerte, incapacidad o jubilación del cliente.

Por otro lado, la base de cotización por cese de actividad se corresponderá con la base de cotización del régimen Especial de los Trabajadores por cuenta propia o autónomos que hubiere elegido el trabajador autónomo.
Igualmente, el tipo de cotización correspondiente a la protección por cese de actividad será del 2,2% aunque existe una bonificación de 0,5% por cobertura de incapacidad temporal, derivada de contingencias comunes. De este modo, el autónomo deberá cotizar un 1,7% por este concepto.
En cuanto a la duración de la prestación económica, ésta se calculará en función de los periodos de cotización efectuados dentro de los 48 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad. De estos 48 meses, al menos 12 deberán ser continuados e inmediatamente anteriores a dicha situación de cese, con arreglo a la siguiente escala:

Duración de la prestación económica en función de los periodos de cotización
Periodo de cotización (meses) Periodo de la protección (meses)
Entre 12 y 17 2
Entre 18 y 23 3
Entre 24 y 29 4
Entre 30 y 35 5
Entre 36 y 42 6
Entre 43 y 47 8
48 12

La base reguladora de la prestación se calculará como el promedio de las bases por las que se hubiere cotizado durante los 12 meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación legal de cese. De modo que, la cuantía de la prestación se determinará aplicando a la base reguladora el 70%.

Asociación de Empresarios de Sakana
Publicado en Navactiva

empleo , , ,

1 comentario


  1. Gracias a este post me ha quedado todo más claro, también he consultado en varios sitios, este que os dejo es de gran utilidad: http://web.fade.es/es/portal.do?IDM=275&NM=2

    Un abrazo.

Deja un comentario