Jos√© pudo haberse dejado llevar por la depresi√≥n o regresar a su Ja√©n natal, buscar la compa√Ī√≠a de los suyos y abandonarse lentamente, recopilando a√Īos y recuerdos. Tuvo la opci√≥n de elegir un refugio construido a base de autocompasi√≥n y lamentos. Jos√© tuvo muchas opciones, en lugar de todo ¬†eso, eligi√≥ escribir una novela.

José es un tipo duro que te desarma a través de la calidez de sus ojos miel, la sonrisa siempre dispuesta y el hambre de vida que se le escapa a borbotones a través de una conversación incesante.  Tiene tantas cosas que contar que apenas menciona los dos cánceres que luce en sus costuras molestándole los días.

A los 75 a√Īos se ha embarcado en su primera novela, y nos la va descubriendo con la ilusi√≥n del que alumbra un ni√Īo. Para √©l ‚Äúdespu√©s de ocho operaciones lo que es interesante es la vida misma, porque ¬†entonces la vida es un milagro‚ÄĚ.

Siempre ha tenido una vida intensa. Nacido en Ja√©n en plena Guerra Civil, estudi√≥ Ingenier√≠a. ‚ÄúLa estudi√© porque a mis padres les hac√≠a ilusi√≥n pero a m√≠ me gustaban m√°s la Literatura o las Matem√°ticas‚ÄĚ. Durante muchos a√Īos fue ingeniero del Estado para el Ministerio de Agricultura, y para la Agencia Europea del Aceite de Oliva. ‚ÄúHe recorrido medio mundo para¬† empezar a ¬†valorar las cosas encerrado en una habitaci√≥n casi sin poder moverme, ahora disfruto m√°s de la vida a pesar de mis limitaciones‚ÄĚ.

Jos√© tiene 4 hijos y 4 nietos¬† diseminados por Espa√Īa y el mundo, elige de momento su soledad porque despu√©s de todo¬† √©l no est√° solo, ‚Äútengo mi m√ļsica y los miles de personajes de la novela que pueblan mi cabeza, tengo la cabeza llena de fantasmas‚ÄĚ. Tambi√©n sus pel√≠culas y a uno de sus mejores amigos, Alberto, con el que se re√ļne de vez en cuando para escribir guiones para cortos. Alberto tiene 22 a√Īos y estudia Comunicaci√≥n Audiovisual.

Jos√© luce los efectos de la quimio pero tiene demasiadas cosas que hacer y ‚Äúenterrarse en la autocompasi√≥n no vale para nada‚ÄĚ. Hay que planear y disfrutar. Pero tiene tiempo para ‚Äúaplaudir de vez en cuando alg√ļn atardecer especialmente bonito, como cuando escucho m√ļsica‚ÄĚ.

Hasta hace poco¬† ten√≠a una pr√≥tesis de cadera y un chico le ayudaba a levantarse y acostarse, ahora pese a las dentelladas del c√°ncer, se ¬†las apa√Īa mejor.‚ÄĚParec√≠a que lo normal era lo que hac√≠a, o tener salud, cuando eso no tiene por qu√© ser normal‚ÄĚ. No a√Īora el pasado, ‚Äúcon 40 a√Īos era un idiota, ten√≠a tanta energ√≠a dentro que no ve√≠a los perfiles de la vida‚ÄĚ.

Aunque su mirada delata una enorme voluntad, para √©l ‚Äúcuando todo te ha salido bien no piensas, solo empiezas a pensar de verdad cuando has tenido el primer fracaso‚ÄĚ. Emocionado, ¬†recuerda los tres d√≠as que pas√≥ en globo recorriendo el Valle del Loira, descendiendo de vez en cuando en los pueblecitos para visitarlos.

Jos√© se declara indignado con la situaci√≥n pol√≠tica actual, aunque huye de las seguridades porque ‚Äúme dan miedo las personas ¬†que est√°n seguras de todo. Yo me lo cuestiono todo como a los 17, y soy a√ļn m√°s cr√≠tico y exigente con los que piensan como yo, o deber√≠an pensar como yo‚ÄĚ.

Jos√© pertenece a Amigos de los Mayores desde m√°s de un a√Īo. Recurri√≥ a la entidad por curiosidad, hacer cosas distintas y conocer gente nueva. Sus hijos viven lejos aunque mantiene contacto frecuente con ellos. Su enfermedad le resta libertad de movimientos y relaciones sociales.

Hace meses que ve a Juan Jos√©, su voluntario, un chico de 24 a√Īos. Juntos comparten conocimientos inform√°ticos y recomendaciones respecto a una de sus grandes pasiones, el cine. Jos√© disfruta con la gente joven y para √©l Juan ya es un amigo m√°s.

FUENTE: http://www.amigosdelosmayores.org/vidas-mayores

 

La imagen es de canalsolidario.org

 

 

Los comentarios están cerrados.