Ayuntamiento
Toda la Información sobre el Ayuntamiento de Cartagena

cartagena.es

AYUNTAMIENTO

Ayuda Online

El Ayuntamiento en tu correo

Auditorio y Palacio de Congresos de Cartagena

El Ayuntamiento de Cartagena construye el Auditorio y Palacio de Congresos Municipal, un edificio que tendrá una capacidad total de 3.000 espectadores distribuidos en varias salas. La mayor de ellas estará preparada para 1.500 espectadores y, gracias a las dimensiones de su caja de escena, en ella podrá representarse cualquier tipo de espectáculo. La Sala B tendrá capacidad para 500 espectadores. Además, contará con 8 salas de congresos con ocupación para 100 personas cada una y otros espacios como sala de exposiciones, salas de ensayo, cafetería, restaurante, oficinas...

 

El edificio será totalmente accesible, sus espacios se comunican por medio de rampas y se hunde en el terreno para evitar que su altura total suponga un impacto sobre la muralla de Carlos III.

Este edificio, que se levanta en el puerto de Cartagena entre el Museo de Arqueología Subactuática (ARQVA) y la Lonja, acabará con la carencia histórica en espacios culturales públicos. A pesar del número y calidad de acontecimientos culturales que se desarrollan en el municipio (Festival Internacional La Mar de Músicas, Festival de Jazz , el tercero más antiguo de España, Festival de Músicas del Mediterráneo, temporadas de teatro y ópera...) Cartagena no tiene si quiera un teatro de titularidad municipal. Toda la programación ha de ubicarse, por tanto, en instalaciones privadas, con los consiguientes costes económicos y limitaciones.

El Ayuntamiento de Cartagena decidió incorporar la solución a este problema entre los objetivos de su Gobierno, pero quiso que la nueva infraestructura no fuese sólo la respuesta a una demanda antigua, sino que sirviera para generar nuevas actividades, que abriera a Cartagena hacia nuevas oportunidades para las que Cartagena está preparada. Por esa razón, el proyecto por el que se comienza a trabajar no es únicamente un teatro municipal, sino un Auditorio y Centro de Congresos. La intención del Ayuntamiento fue, desde el primer momento, que la nueva infraestructura cultural se ubicase en la zona histórica. Después de numerosos estudios y gestiones, se descarta el interior del Casco Histórico (parcelas demasiado pequeñas, accesos limitados) y se apuesta por emplazarlo en la zona portuaria.

El Ayuntamiento gestionó ante la Autoridad Portuaria la cesión de una parcela en el cantil del puerto, en el muelle de Alfonso XII. Se trata de la parcela COO2, con 17.000 metros cuadrados, que limita al oeste con el Museo Nacional de Arqueología Subactuática.

Desde la adopción de esas decisiones, el trabajo municipal se encaminó en dos direcciones. La primera, la busca de un proyecto que se ajuste a la singularidad del edificio y su entorno; la segunda, la gestión de los fondos necesarios para financiarla. El Ayuntamiento presentó el proyecto a la Comisión Europea en busca de financiación, que incluyó la construcción del Auditorio dentro del Programa Operativo Local (POL) de los fondos FEDER.

La financiación comprometida es de 4.107.324,23 Euros. A esa ayuda se ha sumado la de la Comunidad autónoma.

La búsqueda del proyecto se resuelve con un concurso internacional de arquitectura que se convoca en 2001, atrayendo la atención de los mejores profesionales de la arquitectura del país. Con ese objetivo y mediante la colaboración del Colegio Oficial de Arquitectos de Murcia, se convocó un concurso internacional que registró la cifra récord de 240 preinscripciones.

El proceso posterior deja en 70 los anteproyectos sobre los que resuelve un jurado presidido por el presidente de la Comunidad Autónoma y que cuenta con responsables políticos y técnicos del Ayuntamiento de Cartagena, el Colegio Oficial de Arquitectos, la Autoridad Portuaria y arquitectos de prestigio como Andrés Perea y Martín Lejárraga.

El trabajo del arquitecto madrileño José Selgas fue el escogido por el jurado entre las 70 propuestas presentadas.

Su proyecto distribuye seis salas con una capacidad total de 3.000 espectadores a lo largo de una banda única paralela al cantil del muelle. Selgas afirma que su edificio está expresamente ideado para el lugar que ocupa, en un espacio de tradición portuaria y en un lugar que será contemplado desde el mar, desde el paseo y desde la parte alta de la ciudad, la Muralla y el Parque Torres. Por eso se trabajan minuciosamente todas sus fachadas, especialmente sus cubiertas, que constituye una quinta fachada. Los materiales, el diseño y sus colores están pensados para camuflarse con el mar y con los colores y la luz que el mar refleja.

El interior es un espacio continuo que comunica todo el edificio mediante un auténtico paseo de suaves rampas que y permite su uso como zona de exposición. Las alturas necesarias para las salas se logran enterrando el edificio, de forma que se reduce su altura exterior.

El proyecto de Selgas y Cano ha tenido en cuenta toda la normativa sobre accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas, en especial, las medidas sobre accesibilidad de edificios recogidas en el Real Decreto 556/1989 de 19 de mayo del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo; y el Decreto 286/1992 de 8 de octubre.

Más allá de la exigible vigilancia de la norma, el proyecto elegido se distingue por buscar la mayor accesibilidad posible en un edificio de estas características. Esa obsesión por la accesibilidad determina el modelo del edificio, que se puede atravesar en su totalidad de extremo a extremo sin subir ni bajar un solo escalón. El edificio está comunicado a base de suaves rampas y las alturas imprescindibles en una infraestructura de estas características se ganan enterrándolo parcialmente. El usuario no tendrá que 'escalar' el edificio porque el edificio se entierra para ponerse a su altura.

©Ayuntamiento de Cartagena (España)