¿Qué hacer tras sufrir maltrato?

Si has sufrido maltrato físico o psíquico en tu relación de pareja o en tu ámbito familiar debes saber que:

  • Puedes solicitar una Orden de Protección en dependencias de Comisaría del CNP o en el Juzgado de Guardia. Esta Orden permitirá que el Juzgado te facilite la protección que necesitas mediante medidas de alejamiento del agresor, o cualquier otra que estime oportuna, e incluso medidas civiles (patria potestad, uso del domicilio en el que resida, etc…).
  • Asimismo, podrás acceder al Servicio de Tele-asistencia Móvil mediante el que tendrás una respuesta rápida las 24 horas del día, todos los días del año, en cualquier lugar que te encuentres.
  • Los Agentes de la Sección Judicial y Protección de Víctimas te informarán de ello además de otros recursos ofrecidos por Servicios Sociales Municipales, CMIO, etc.
Derechos
Cuando seas atendida en un centro médico
  • Tienes derecho a ser atendida de forma preferente.
  • Tienes derecho a que se elabore un parte detallado como víctima de violencia doméstica o de género.
  • Tienes derecho a solicitar a tu médico de cabecera tu historial, para que puede servir como prueba de la conducta violenta que sufres, ya sea física o psíquica.
Cuando presentes denuncia en comisaría
  • Tienes derecho a un abogado/a del turno especializado, que te asesore en el momento de efectuar tu denuncia. Es conveniente que tengas ese asesoramiento previo.
  • Tienes derecho a ser informada sobre el alcance y contenido de la orden de protección, así como a solicitarla en el mismo momento en que denuncies.
  • Tienes derecho a adjuntar informes médicos y sociales. En el primer caso, solicitando copia de tu historial a tu médico de cabecera. En el segundo caso, y si estás siendo atendida en un centro de Servicios Sociales, solicita dicho informe a tu trabajadora social o psicóloga y dile para qué lo necesitas. Todo ello es importante si quieres probar que no ha sido la primera vez.
  • Tendrás personas a tu alrededor que habrán sido testigos de algún acto de violencia que hayas sufrido, aunque no sea el que vayas a denunciar (familiares, amigos…) que vayan contigo cuando denuncies y presten su declaración.
En el momento del juicio
  • Tienes la posibilidad de que un profesional de la oficina de atención a las víctimas te acompañe al juicio. También puede acompañarte tu Agente protector, si se lo comunicas en cuanto conozcas la fecha.
Cuando tengas tu orden de protección
  • En ella se determinarán a tu favor una serie de medidas civiles como: uso y disfrute de la vivienda, guarda y custodia de tus hijos, determinación de la pensión que deberá pasarte tu ex-pareja…. También tendrás una serie de medidas penales, la más importante: orden de alejamiento que impide a tu agresor acercarse, comunicarse contigo por cualquier medio… Estas medidas penales implican que en el momento que se vulnere dicha prohibición deberás llamar a la Policía y denunciar lo ocurrido, ya que ello supone un quebrantamiento de la medida cautelar acordada por el juez y se procederá a su detención.
  • En cuanto llegue la orden de protección a la Unidad de Policía Local perteneciente a tu domicilio, un Agente del del Cuerpo Nacional de Policía te llamará para quedar contigo, darte una serie de teléfonos de interés y ofrecerte recursos que te puedan interesar, así como para recabar datos que ayuden a protegerte. Este Policía será tu Agente Protector y podrás contactar con ella/él para cualquier duda o situación que se te plantee.