Normas higiénico-sanitarias

Por el bien de todos los niños, y para evitar, al máximo, la propagación de enfermedades, se deberán cumplir las siguientes normas:

a) Las familias facilitarán al Centro los datos necesarios (historias clínicas, carnet de vacunación, posibles alergias...). Estos serán confidenciales y se utilizarán exclusivamente por motivos justificados.

b) Las familias se comprometen a notificar al Centro las enfermedades que padecen sus hijos, tanto si en ese momento está asistiendo a la escuela como si no, en el plazo de 48 horas. También se notificarán las enfermedades infecto-contagiosas de otros miembros de la familia, preservándose su confidencialidad.

c) En caso de que los niños enfermen estando en el Centro, la familia se compromete a acudir a la escuela y recogerlo lo antes posible, una vez se haya notificado.

d) Se autoriza al Centro a trasladar al niño a un servicio de urgencias, en el caso de que se considere necesario.

El Centro comunicará a la familia esta eventualidad, para que acudan con la mayor brevedad posible.

e) En la Escuela, con carácter general, no se administran medicamentos. Para administrarlos, será necesario un informe del pediatra dirigido al centro con las indicaciones correspondientes. 

Los niños no podrán asistir al Centro si presentan:

  • Mala higiene.
  • Fiebre superior a 37,5ºC (rectal).
  • Vómitos: 2 ó más veces.
  • Diarrea líquida: 2 ó más ocasiones, con mayor motivo si acompaña fiebre.
  • Lombrices.
  • Estomatitis (infecciones, úlceras diseminadas por la boca).
  • Tos intensa que impida la actividad normal.
  • Dificultad respiratoria.
  • Secreción purulenta en los ojos.
  • Dolor localizado en cualquier parte del cuerpo .
  • Erupción y coloración anormal de la piel.
  • Coloración anormal de la orina.
  • Puntos de sutura, escayolas... hasta su total recuperación.
  • Cualquier circunstancia que impida que el niño pueda seguir el desarrollo normal de la actividad escolar.
Tampoco podrán asistir, cuando padezcan enfermedades infecto-contagiosas (escarlatina, paperas, hapatitis, poliomelitis, piojos o liendres, rubeóla, tosferina, tuberculosis, varicela, sarampión u otras), hasta su total recuperación, debiendo entregar en el Centro un escrito firmado por su pediatra acreditando dicha recuperación y su no infección/propagación.

Imágenes