Historia


El Laboratorio Municipal de Cartagena, data de 1889, según consta  en la sesión celebrada el 16 de febrero, firmada por el Secretario de la corporación, D. Ginés Cano, siendo Alcalde D. Francisco Conesa Balanza.

La creación de las dependencias se proponían en el solar contiguo a los bajos de la Aduana, inmediato al Ayuntamiento.
Dependía del Centro de Servicios Municipal de Higiene y Salubridad dirigido por el médico D. Leopoldo Cándido, el cual junto con el médico D. Eustasio Viviente y el farmacéutico D. Gonzalo Robles, entre otros, impulsaron el desarrollo del mismo.

El primer presupuesto presentado por D. Leopoldo Cándido en marzo de 1903 que había elaborado su auxiliar farmacéutico D. Gonzalo Robles, al regreso de su expedición científica por los laboratorios de Alicante, Valencia, Barcelona y Zaragoza, en relación a los aparatos y útiles para que funcione el laboratorio municipal en la práctica del análisis de sustancias alimenticias, tenía un importe total de 6.098,20 pts.

Un "Proyecto de reorganización del Laboratorio Municipal" de 27 de octubre de 1913 relata la evolución en la práctica de los análisis, comentando que en 1891 se realizaban análisis de  substancias alimenticias y en 1904 además análisis de aguas.

La sección de bacteriología, demandada con insistencia por su interés en la salud pública, la higiene y las  investigaciones científicas, en una época en la que las enfermedades infecciosas y las epidemias con harta frecuencia invadían la ciudad, que contaba con una población cercana a las 100.000 almas, no se inicia hasta 1916, año en el que se crea una plaza de profesor de bacteriología con destino al Laboratorio atendiendo a los pobres de la beneficencia y aislados.

Hasta el año 1992, en las memorias de actividades, se enumeran análisis de muestras de aguas, de alimentos, control de manipuladores, análisis clínicos de enfermos del Padrón Municipal de Beneficencia y de certificados de funcionarios y otras actuaciones como desinfecciones y desinsectaciones
A partir de 1992, los cambios legislativos que llevaron a una cobertura sanitaria por parte de la Seguridad Social de todos los ciudadanos  y la consecución de objetivos del Plan de Salud de la Región de Murcia, entre otras consideraciones, centraron su trabajo en los controles de aguas .

Estuvo ubicado en el edificio del Ayuntamiento ( Palacio consistorial), en el desaparecido convento de las Siervas y desde el año 1982 en el del Centro de Área de Salud de la Comunidad Autónoma, sito en la Plaza de  San Agustín, primer piso, donde actualmente realiza sus funciones